Congreso: A fajarse los pantalones

Miguel Ángel Guerrero Arriaga

Mayo 30, 2022

De sostenerse el congreso del estado en su postura de defender el interés general de los potosinos podría dar lugar a que los concesionarios del servicio del transporte urbano renueven las unidades que ya rebasaron los diez años de antigüedad en circulación operativa límite que los obliga a retirarlas del servicio o reponerlas por una nueva.

Como lo dio a conocer el diputado René Oyarvide Ibarra en su calidad de presidente de la comisión de comunicaciones y transportes del legislativo no están dispuestos a ampliar el plazo de antigüedad de los camiones como lo demandan los concesionarios a efecto de pasar sin problemas la revista anual que de no pasarla les evitaría estar en circulación.

La mayor parte de las unidades del transporte ya se encuentran al nivel de “chatarras” como las calificó el legislador luego de que hace tiempo rebasaron los 10 años de estar en servicio.

Desde luego la postura del poder legislativo estará a prueba pues se espera que los camioneros acudan a su socorrido argumento de suspender la transportación de la gente en caso de no rectificar la disposición de reponer las unidades invocando la falta de recursos para la compra de nuevas cuando todo mundo sabe que es un negocio redituable que les da para eso y más según estudios hechos sobre sus ingresos.

Incluso mañosos como son, hace unos cuantos meses deslizaron la posibilidad de que el gobierno les compre los nuevos camiones que pagarían conforme se lo permitan sus utilidades maniobra que en tiempos del interino Gonzalo Martínez Corbalá les surtió efecto cuando el gobierno fungió como aval para los pagaran en cómodos abonos diarios que nunca terminaron de cubrir.

Por otra parte, tampoco son dignos de confiar los camioneros en los compromisos que hacen como el de instalar cámaras de video en los camiones para grabar los atracos o ataques a los usuarios y durante la pandemia en poco cooperaron para imponer las medidas sanitarias pues ni el gel antibacterial les proporcionaban a sus choferes por lo que la gente cruza los dedos porque el congreso se faje los pantalones y obligue a los camioneros a reponer con nuevos camiones los que ya rebasaron la antigüedad permitida, todo está en no ceder a sus chantajes.

CABOS SUELTOS

El caso del accidente del autobús en Mexquitic con migrantes a bordo parece encajar en los patrones de los agentes migratorios para sacar dinero a la gente en esa circunstancia lo que podría aclararse investigando por ese rumbo…No hay que descuidarse ante la pandemia pues los contagios no se han terminado, ojo.

Siguenos